Saltar al contenido
Home » ¡Aprende a alargar la vida de tu ropa interior!

¡Aprende a alargar la vida de tu ropa interior!

¿Has pensado alguna vez en la frecuencia con la que lavas tu ropa interior? ¿O en la cantidad de agua y energía que utiliza? Lavar la ropa es algo que la mayoría de nosotros da por sentado, pero lo cierto es que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. De hecho, es responsable del 10% de las emisiones globales de carbono y es uno de los principales responsables del cambio climático. La buena noticia es que hay formas de alargar la vida de tu ropa interior para que puedas ahorrar dinero y ayudar al medio ambiente. Por ejemplo, puedes secarlos al aire libre en lugar de usar una secadora, y lavarlos con menos frecuencia. También puedes comprar tejidos reciclados o sostenibles. Todo ayuda, pues ser conscientes implica empezar a cuestionar nuestros hábitos de consumo, especialmente sobre la ropa  y gran responsable del cambio climático junto con la extinción de especies animales.

Por esta razón se torna algo de mucha importancia tomar una posición para reducir e ir frenando los vestigios que esto ha traído a nuestro mundo, el cambio está en nuestras manos junto con la responsabilidad de estas industrias, confiamos en que podemos hacer del mundo un lugar mejor y para ello te traemos los siguientes tips para alargar la vida útil de la ropa íntima.

 

Lo primero es a la hora del lavado:

  1. Lavar a mano
  2. No exprimir con fuerza
  3. dejar secar a la sombra, no al sol directo
  4. Utilizar preferiblemente jabones especiales sin fosfatos
  5. Agua a temperatura 30°
  6. Evitar la secadora
  7. No usar blanqueadores
  8. Guardarla en un lugar seguro

Para esto es muy importante que revises la etiqueta, pues allí se encuentran las instrucciones y recomendaciones para que dure más.

 

Lavar a mano: 

Lavar tus prendas a mano con un jabón neutro es la mejor manera de prolongar la vida de tu ropa interior. El uso de la lavadora puede dañar el tejido con el tiempo, y los detergentes fuertes pueden eliminar los aceites naturales que mantienen el aspecto y la sensación de frescura del tejido. En cambio, el lavado a mano con un jabón suave y neutro ayuda a preservar el tejido y a prolongar la vida útil de la prenda. Además, el lavado a mano es más cuidadoso con los tejidos decorados, como los encajes o los bordados, que pueden dañarse fácilmente en la lavadora. Por estas razones, tomarse el tiempo de lavar las prendas a mano merece la pena.

Si por alguna razón no puedes lavar tus prendas a mano, utiliza el programa de ropa delicada en la lavadora para evitar que las fibras se debiliten y se vayan desgastando más rápido de lo normal.

 

No exprimir con fuerza:

La ropa interior es una prenda delicada, y hay que tratarla con cuidado para alargar su vida. Una forma de hacerlo es evitar apretarla demasiado al lavarla. Cuando la ropa interior se aprieta demasiado, el tejido puede deformarse y sufrir tensiones, lo que provoca desgarros y estiramientos prematuros. Además, la banda elástica también puede estirarse, haciendo que la ropa interior sea menos cómoda de llevar.

Así que la próxima vez que hagas la colada, procura no apretar demasiado tu ropa interior: tu futuro yo te lo agradecerá.

Exprimir con fuerza estas prendas solo harán que con el tiempo te queden holgadas, debido a que al exprimirlas las puede deformar y en un estado húmedo es difícil que recuerden su estado original junto con su elasticidad.

Dejar secar a la sombra, no al sol directo:

La ropa interior es una parte esencial de cualquier armario, pero puede ser complicado mantenerla en buen estado. Una forma de alargar la vida de tu ropa interior es dejarla secar a la sombra, en lugar de a la luz directa del sol.

Esto ayuda a evitar que el tejido se desvanezca o se decolore, y asegura que conservarán su forma y tamaño. Además, es importante evitar el secado excesivo de la ropa interior, ya que esto puede hacer que el tejido se vuelva quebradizo y sea más probable que se rompa. Si sigues estos sencillos consejos, podrás mantener tu ropa interior en buen estado durante más tiempo.

Utilizar preferiblemente jabones especiales para este tipo de ropa:

Lavar la ropa interior puede parecer una obviedad, pero en realidad hay algunas cosas que debes tener en cuenta para alargar la vida de tus prendas. Para empezar, lo mejor es utilizar un jabón sin fosfatos, ya que esto ayudará a evitar la contaminación del suministro de agua.

Además, utilizar un jabón neutro ayudará a preservar el tejido de tu ropa interior y a que dure más tiempo. Así que la próxima vez que hagas el lavado de tus prendas, asegúrate de tener en cuenta estos consejos para que tu ropa interior siga teniendo el mejor aspecto posible.

Entre menos químicos fuertes emplees mejor, por eso trata de utilizar incluso tu propio jabón íntimo para lavar estas prendas.

Que el agua no tenga temperaturas por encima de 30°:

Se recomienda lavar estas prendas con agua fría o con agua caliente que no supere los 30° grados, ya que si se hace con temperaturas más altas, las prendas pueden deformarse y/o agrandarse, acortando el uso de vida de las mismas.

Evitar la secadora:

Prolonga la vida de la ropa interior, evita la secadora. Secar la ropa en una secadora no sólo es malo para tu ropa, sino que también puede ser malo para tu salud. Las secadoras generan mucho calor, lo que puede dañar los tejidos delicados y provocar su encogimiento. Además, el movimiento de la secadora puede provocar la formación de bolitas y la decoloración. Si quieres alargar la vida de tu ropa, lo mejor es secarla al aire libre siempre que sea posible.

Esto no sólo ayudará a preservar su apariencia, sino que también ayudará a evitar la adherencia estática. Y si te preocupa la eficiencia energética, colgar la ropa para que se seque puede ahorrarte dinero en la factura de la luz. Así que la próxima vez que cojas la secadora, piénsatelo dos veces y opta por el secado al aire libre. Tu ropa (y tu cartera) te lo agradecerán.

Importante no usar la secadora, pues son dañinas para las fibras de nuestra ropa interior, además pueden encogerse o deformarse.

Tratar de no usar productos con químicos fuertes como blanqueadores:

La ropa interior es una parte vital del armario de muchas personas, y mantenerla en buen estado puede ser importante. Una forma de alargar la vida de la ropa interior es evitar el uso de productos químicos fuertes, como la lejía. La lejía puede dañar el tejido, haciéndolo más propenso a romperse o deshilacharse. Además, puede hacer que los colores se desvanezcan, haciendo que la ropa interior parezca vieja y desgastada. En su lugar, opta por métodos de limpieza más suaves, como el lavado a mano o el uso de un detergente suave. Estos métodos pueden llevar un poco más de tiempo, pero ayudarán a prolongar la vida de tu ropa interior.

Usar una bolsa especial para lavarlas si se hace en lavadora:

Si los lavas a máquina, utiliza una bolsa especial para prendas delicadas. Así evitarás que se enreden con otras prendas y se deformen. Si las lavas a mano, hazlo con cuidado y utiliza un detergente suave. Nunca los escurras, ya que puedes dañar el tejido. En su lugar, presiona entre dos toallas para eliminar el exceso de agua. A continuación, cuélgalos para que se sequen en un lugar bien ventilado. Siguiendo unos sencillos pasos, puedes mantener tu ropa interior como nueva durante más tiempo.

Para proteger las prendas íntimas en caso de lavarlas en la lavadora es mejor que uses una bolsa de tela para que las protejas o también puedes usar una funda de almohada.

 

La forma en que la guardas también influirá…

Guardarla en lugares frescos y libres de polillas:

Mucha gente no se da cuenta de que la forma de guardar la ropa interior puede tener un gran impacto en su vida útil. La ropa interior suele estar hecha de materiales delicados, como la seda o el encaje, que pueden dañarse fácilmente con el calor, la luz o los insectos. Por eso es importante guardar la ropa interior en un lugar fresco y oscuro, como un cajón o un armario, donde esté protegida de los daños. Las polillas se sienten especialmente atraídas por las fibras naturales como la lana y el algodón, por lo que es importante mantenerlas alejadas de tu ropa interior.

Un simple repelente de polillas, como virutas de cedro o bolsitas de lavanda, puede ayudar a prolongar la vida de tu ropa interior. Con un poco de cuidado, puedes mantener tu ropa interior en buen estado durante años.

Organizarla y separarla de otras prendas:

Organizar y guardar adecuadamente tu ropa interior puede alargar la vida de las prendas. Empieza por clasificar tu ropa interior en categorías, como sujetadores, bragas, prendas moldeadoras y ropa deportiva. Una vez que hayas clasificado tu ropa interior, puedes guardarla en cajones de la cómoda, cestas o incluso contenedores de plástico. Asegúrate de separar la ropa interior de otro tipo de prendas, ya que así evitarás que se dañe y prolongarás su vida útil. Con un poco de cuidado y atención, puedes mantener tu ropa interior en buen estado durante años.

Para evitar enganches o roces con otras prendas que las puedan dañar, es mejor guardarlas en un lugar especial y separado del resto de la ropa.

 

¡Nos alegra verte de nuevo!

LOGIN
Abrir WhatsApp
1
Bienvenida
¡Hola :) Bienvenida a Maathai Organic!

Escríbenos hoy si deseas recibir asesoría personalizada para conocer nuestros productos.