3 mitos sobre la ropa interior orgánica que no sabías

Cuando piensas en ropa interior orgánica ¿Qué es lo primero que piensas? Puede que alguno de esos pensamientos…

Cuando piensas en ropa interior orgánica ¿Qué es lo primero que piensas?

Puede que alguno de esos pensamientos tenga que ver con: Es desechable, es aburrida, poco estilizada, difícil de conseguir, costosa, tiene pocos colores, entre otras cosas…

Claro, esto siempre y cuando no hayas utilizado ropa interior orgánica antes.

Ahora, si he acertado en alguna o varias… Ding, Ding, Ding es que soy bruja (okey no) pero ¡Este post es para ti! si no, pues no importa puedes seguir leyendo para despejar dudas.

Antes de empezar, quiero agregar que la ropa interior orgánica de algodón, no es ropa solo para “hippies”, en realidad el sentido de usar este tipo de prendas va mucho más allá de esto. Hay varios diseños y colecciones que van saliendo. Claro, responsablemente. 

Créeme que hay versatilidad en estos, lo cual nos evidencia que no necesariamente es exclusiva para gente “hippie”, pues puedes encontrar un diseño que se acomode a tu gusto.

Terminado el disclaimer, continuemos con lo que nos interesa.

Primer mito: Es desechable.

¡NO! La ropa interior orgánica no es desechable. Por el contrario, está especialmente creada para que dure más. Para que tenga más posturas y la uses más. Debido a que primero, no está sometida a procesos químicos, que debilitan las fibras. 

Segundo, los fundamentos de la ropa sostenible y orgánica, son generar el menor impacto negativo posible al planeta. Lo que significa generar textiles de mejor calidad y durabilidad, para no producir masivamente y generar el impacto desastroso que evidenciamos actualmente gracias al Fast Fashion. 

Sin embargo, la durabilidad de la prenda también depende de ti y el cuidado que le des, así te pueden durar bastantes años. 

Finalmente, cuando el tiempo de vida de la prenda acabe y decidas desecharla, te aconsejamos que la tires en el contenedor verde de “orgánicos” o en la gris de “aprovechables”. Pues el algodón orgánico tarda alrededor de 2 meses en descomponerse, claramente esto dependerá de la manera en que lo hagas y si la prenda tiene adherido otro tipo de materiales.  

Segundo mito: Es aburrida, no tiene estilo, pocos colores y diseños. Parece desgastada o vieja.

Este mito tiene que ver algo con el disclaimer de arriba. Pues parte de que se piense que la ropa interior orgánica es solo para hippies, es precisamente porque se tiene el imaginario de que los diseños son aburridos, no hay variedad de colores, se cree que se ve desgastada y delgada, como si fuera de mala calidad.

Como resultado a esto, mucha gente se aleja de tener la experiencia de tener ropa interior orgánica de algodón en su closet. 

Pero déjenme decirles, nada más alejado a la realidad que esto. Actualmente en Maathai Organic, nos inspiramos en la sensualidad y comodidad para crear nuestras prendas, también en que se adapten a la anatomía del cuerpo de mujeres reales. 

De igual forma, las texturas son agradables y no se ven desgastadas ni viejas, por el contrario, te hacen sentir que tienes puesto algodón de calidad. 

Respecto a los colores, contamos con una gama de colores básicos para qué convine con todo, sin embargo, la ropa orgánica en general puede tener muchos colores, ya sean sacados naturalmente de la fibra del algodón o por colorizaciones naturales.

 

Tercer mito: Es difícil conseguir ropa interior orgánica en Colombia

Muchas veces he preguntado a mis amigas y conocidas la razón por la cual no han probado la ropa interior orgánica. Una de las respuestas y la más escuchada, es que acá en Colombia no han visto tiendas o lugares donde comprarla. 

Quiero decirles, que acá nos tienen, pueden empezar a probar con nuestros productos (Hacemos envíos a toda Colombia). Sin embargo, también pueden encontrar varias marcas colombianas que se están uniendo a la oferta de este tipo de ropa interior. Es cuestión de buscar en Google y te aparecerá la información. 

Claro está, que el mercado todavía está en crecimiento, pero eso no significa que no haya donde comprarla. Ayúdanos a que haya un mercado más competente y justo con los precios y comprometidos con el cambio. ¡Ve a nuestra tienda online ahora!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like