Viaja en el tiempo: ¿cómo era la hermandad hace 7 años?

La sororidad, es un concepto recientemente agregado a la RAE, exactamente en 2018. Pero eso no significa que sea nuevo, en realidad se ha encontrado que tiene varias décadas de existir, para ser más exactos, en 1921 Miguel de Unamuno menciona esta palabra con la necesidad de acuñar ese tipo de fraternidad entre mujeres, denominando “Sororidad” del latín Soror (Hermana) a esa relación y complicidad amistosa entre hermanas. Esto respecto al idioma en castellano.

como ser mejor amiga

 

En el idioma inglés y francés, no se tiene una fecha exacta de las apariciones de este término, pero se ha encontrado como: “Sisterhood” (Inglés) y Sororité (Francés). Estas palabras toman reconocimiento y apropiación en las décadas de los 60’s y 70’s, con la segunda ola feminista. Con la creación de la N.O.W. (National Organization of Women de los Estados Unidos), se empezó a tener problemas respecto a la conceptualización de esta palabra, pues la no homogeneidad del sujeto mujer y el modo en que otras situaciones interseccionan con la opresión de género, no fueron del todo comprendidas bajo este concepto. Así que se empezó a replantear el verdadero significado en el que se pudiera integrar la vida de la mujer lesbiana, trans y afro.

Marcela Lagarde, antropóloga y gran exponente feminista mexicana, empieza a apropiarse de este término(en el buen sentido de la palabra) profundizándolo y agregándolo al feminismo iberoamericano, como parte fundamental de la ideología del movimiento tanto colectivamente como individualmente. Definiendo sororidad como:

“Amistad entre mujeres diferentes y pares, cómplices que se proponen trabajar, crear y convencer, que se encuentran y reconocen en el feminismo, para vivir la vida con sentido profundamente libertario.” 

Actualmente, Latinoamérica es referente en el feminismo global, pues no solo adapta y replantea la hermandad entre mujeres a las nuevas necesidades y su feminismo comunitario, sino que lidera nuevas movilizaciones  masivas y más jóvenes( Véase como ejemplo México, Chile y Argentina). Integra a las mujeres afro, indígenas, lesbianas y trans. Ya no solo involucra a la mujer blanca, como se podía interpretar anteriormente.

En pocas palabras, la evolución del concepto sororidad ha variado respecto a la inclusión de más roles de mujeres en su conceptualización teórica y práctica, haciendo de la hermandad entre mujeres, más equitativa e igualitaria, lo que logra permear más capas activistas en pro de un cambio positivo para todas las mujeres.

Mujeres de todo el mundo, unidas.
— Yael Dekelbaum
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like