5 maneras de respetar nuestro PH vaginal

El pH es una medida que utilizamos para la acidez o la alcalinidad de una sustancia, en este caso la que se encuentra en la vagina. Es importante mantenerlo en completo equilibrio, pues gracias al adecuado nivel de acidez vaginal, pueden coexistir microorganismos beneficiosos para la protección de la misma. 

Para mantener un adecuado nivel de pH en tu vulva, ten en cuenta la siguiente información:

  1. Deja que respire tu vulva

Lo repetiremos las veces que sean necesarias, tu zona íntima necesita estar libre, como tú. Deja de taparla tanto con protectores diarios, ropa interior con materiales sintéticos, no darle ni una noche para que duerma al desnudo. 

¿Te imaginas vivir toda una vida escondida y cubierta, sin un rayito de sol ni una pizca de brisa? Mentiras, tampoco. Pero si es necesario que la dejes ventilar, pues de lo contrario la humedad ocasionará estragos en el pH y así producir una posible infección vaginal.

  1. Evita el uso de jabones perfumados, duchas vaginales, productos que alteran la microbiota vaginal

Anteriormente ya habíamos hablando sobre cómo estos productos son dañinos para la piel de la vagina, además de cambiar el olor natural de la vagina por otros aromas sintéticos, pueden originar alergias, picazón y también infecciones vaginales, pues sus componentes alteran el pH e incluso algunos jabones son tan fuertes que pueden matar a estos microorganismos que nos ayudan a combatir las infecciones. 

Te recomendamos usar un jabón neutro para bañarte en la zona íntima.

  1. Utiliza ropa interior adecuada: No tan ajustada, libre de químicos y plásticos

Este punto beneficia al primero, pues usar ropa interior inadecuada puede bloquear el paso del aire y no dejar que la vagina transpire correctamente. 

Es decir, que la ropa muy ajustada se pegue a la piel de la vagina y no le permita transpirar con libertad, al mismo tiempo que esta sea ropa interior sintética con poros muy pequeños y materiales plásticos, ocasionarán humedad en nuestra zona íntima.

Lo anterior genera cambios en la temperatura de la vulva, también en la humedad y en su pH, lo cual favorece a otro tipo de bacterias y hongos, menos a nuestros microorganismos que habitan allí. 

La ropa interior con procesos textiles de colorización contienen muchos químicos que pueden generar desequilibrios en el pH vaginal, por esto es mejor usar ropa interior orgánica o ropa blanca o beige (colores naturales del algodón).

       4. No te automediques (evita consumir antibióticos sin prescripción médica)

El uso de algunos antibióticos pueden ocasionar la muerte de estos microorganismos que son beneficiosos para nosotros, pues algunos de estos medicamentos no diferencian las bacterias buenas de las malas. Por eso es normal que algunas mujeres presenten cambios en su pH vaginal e incluso en el pH gastrointestinal después de consumir estos productos farmacéuticos.

Por eso te recomendamos que solo utilices estos productos en caso de que tu médico te lo recete, de resto, por favor evítalos. Volver a tener un equilibrio en el pH vaginal suele ser un proceso de dedicación en los hábitos de higiene.

  1. Aliméntate bien, una dieta rica en prebióticos y probióticos

Todo lo que comemos se ve reflejado en nuestro cuerpo, esto no excluye a nuestra vulva, es por eso que para mantener bien equilibrada esta zona, respecto a su pH, aliméntate con una dieta rica en prebióticos como la fibra y los probióticos como el yogur y el queso. Además también puedes incluir otros alimentos que beneficiarán la salud de tu vagina, aquí puedes ver cuáles son.

Si quieres tener una información más profunda sobre la higiene íntima y cómo evitar posibles infecciones vaginales, lee este artículo.

Por último, recuerda suscribirte a nuestra newsletter y ser parte de la aldea, la cual cada día crece más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like