Cuidar de tu ropa interior es proteger tu zona íntima

Anteriormente habíamos hablado sobre cómo lavar tu ropa interior para evitar posibles infecciones, si no lo has leído aún, acá puedes hacerlo.

Continuando con el tema del por qué es tan importante el lavado de la ropa interior para tu vagina, te traemos este artículo.

Buenos hábitos de higiene = Zona íntima saludable

Como sabes, la vagina es uno de los órganos más sensibles y que requieren más cuidado personal que otras partes del cuerpo. También es el lugar más óptimo para que crezcan hongos y se reproduzcan bacterias, al igual que la boca, si no se le cuida.

Con lo anterior, es importante saber que tu ropa interior cumple un papel importante para mantenerla segura y protegida. Si te das cuenta, una de las funciones de la ropa es esa. Lo que significa que si tienes malos hábitos de limpieza con tu ropa interior, probablemente tu vagina se vea afectada negativamente.

El conocimiento es poder: ropa bien cuidada es una vulva protegida y amada (también a la pachamama)

Para tener a tu vulva contenta y protegida, es ideal que laves la ropa interior adecuadamente y que en la medida de lo posible sea de materiales orgánicos y amigables con ella, por lo que muchas veces para saber cómo cuidar tu ropa íntima, necesitarás ver la etiqueta.

Más allá de que la ropa interior sea bonita y sensual, que por supuesto también es un factor importante a la hora de la compra, cuidarla para que siga “intacta” beneficia también al planeta, pues entre más cuidados tengas con este tipo de ropa, mejor tiempo de vida útil te otorgarán, en pocas palabras: Cuidar de tu ropa íntima beneficia a tu vagina como al planeta.

¿Lista? El proceso de lavado debe ser el siguiente:

Como lo comentamos alguna vez, las prendas íntimas es mejor lavarlas a mano, pues son delicadas y deben tener un trato especial pues: ¡Protegen a tu vagina! Así que dales el amor que se merecen.
– Lava con jabones con pH neutro, evitarás decoloraciones en la tela y posteriormente cambios en la microbiota de tu vagina, disminuyendo el riesgo de infecciones vaginales (en la medida de lo posible trata de que sea tu mismo jabón íntimo).

  • Para una limpieza profunda añade cucharaditas de vinagre blanco con tu jabón, deja que haga efecto y enjuaga con agua.

Si vas a lavar en la lavadora, es recomendable que utilices una funda o una bolsa especial donde metas específicamente la ropa interior, sin que se mezcle con la ropa exterior. Para evitar el desgaste de las telas y la proliferación de bacterias externas.

  • Prohibido usar suavizantes en el proceso de lavado, pues esto puede alterar el pH de tu vagina y hacer estragos en la microbiota.
  • Si lo deseas también puedes utilizar una mezcla entre jabón, vinagre y bicarbonato para darle una limpieza más profunda, en caso de que la ropa interior sea de colores o negra, evita el uso de bicarbonato, pues puede aclarar las prendas.
  • Evita a toda costa el uso de secadora, puede dañar tus prendas íntimas.

Eso es todo, ¿Ves lo fácil y sencillo que es?

Esperamos que te haya gustado y no olvides suscribirte al newsletter para recibir más contenido como este.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like