Rituales para tener una mejor relación con tu vulva

 

Pero y ¿Si la empezamos a ver con el amor y respeto que se merece? Pues no está de más recordar que de ella venimos…Y no solo eso, también todo lo que es capaz de sentir y darnos.

¿Piensas que tu relación con tu vulva podría mejorar? si la respuesta es sí, acá te ayudamos:

Conocer tu cuerpo

Para empezar, una manera de mejorar tu relación con tu vulva es conocer tu cuerpo para saber que busca, entre mejor lo conozcas, más fácil será ayudar y entender lo que necesita. Para ello te recomendamos pequeños rituales que pueden beneficiar la relación entre tú y tu vulva y posteriormente la salud íntima. 

Experimenta

Para llegar a conocer mejor a tu cuerpo, es necesario que experimentes con él. Que le atiendas cuando veas algo extraño, recurras a especialistas en el tema y también busques información al respecto.

Calendarios o Diarios

Adicionalmente, el hacer pequeños calendarios o diarios en donde se deje evidencia de ¿Cómo te sientes? ¿Pasó algo en especial? ¿Tienes algún tipo de dolor o de molestia? ¿Qué comiste? ¿De qué material está hecha la ropa que usas? y todas aquellas preguntas que se te ocurran y que ayuden a esclarecer un poco posibles problemas.

Como consecuencia, este tipo de preguntas pueden ayudarnos más adelante a encontrar y/o detectar algunos malos hábitos que tengamos con nuestro cuerpo o identificar ciertos patrones que desencadenan anomalías en el cuerpo. 

Por ello, puedes detectar desde un tipo de alimento que te da alergia o hinchazón, hasta una situación en específico, como hacer cierto tipo de cosas estresantes, que te llevan a elevar tu nivel de cortisol y generar granitos e irritaciones o incluso, haber hecho una mala práctica o movimiento, entre otros factores.

Después de conocer tu cuerpo, puedes ahora sí ir con los rituales que consideres necesarios o resuenen para ti.

Bailar

Es una expresión natural del ser humano, bailar libera endorfinas y nos ayuda a conectar con nuestro interior. De hecho se ha evidenciado que puede ayudar a fortalecer el piso pélvico. La caída del piso pélvico puede ocasionar problemas como la pérdida de orina y disfunción sexual.

Para ello recomendamos realizar bailes como la danza del vientre y movimientos que involucren trabajo en la zona pélvica, como camellos de pelvis, ochos o infinitos, twist, vueltas africanas y las denominadas mayas. 

Estos movimientos los puedes acompañar con música que contenga sonidos de agua, música india y música arabe.

Yoga y ejercicios de Kegel

Estas prácticas pueden beneficiar también a tu suelo pélvico, haciéndolo más fuerte y ayuda a que seas más consciente de tu vulva. Puedes practicar algunas rutinas de yoga especiales para esta zona del cuerpo y los ejercicios de Kegel, los cuales consisten en tensionar los músculos del suelo pélvico y luego relajarlos conscientemente.

Meditación para el chakra Sacro o Swadisthana

Según las tradiciones orientales los chakras son centros que contienen y liberan energía, estos se encuentran en todo nuestro cuerpo. Los más importantes son los 7 chakras, los cuales se encuentran de manera vertical y ascendente uno del otro.

Entre estos 7 chakras, se encuentra el llamado chakra Sacro o Swadisthana, el cual es el encargado de la sexualidad consciente y la creatividad, pues comprende desde el pubis, los órganos sexuales, hasta el ombligo.

Realizar meditaciones para activar o balancear este chakra, puede ser de gran ayuda para conectar con nuestra vulva a un nivel más de energía y espiritual.

Darse un masaje

La vulva hace parte de las zonas más sensibles del cuerpo femenino, pues allí está una gran red de terminaciones nerviosas, lo que puede llegar a ocasionar excitación a ciertos estímulos en esta zona.

Antes de pensar en masturbación y orgasmos, es importante conocer nuestra vulva y recorrerla con nuestras propias manos, investigar qué caminos nos motivan más y que otros no tanto. Sin mencionar que la estimulación en esta zona, genera cierto tipo de relajación.

Es por ello, que darnos un masaje diario en nuestra vulva nos puede ayudar no solo a experimentar que es lo que nos gusta y lo que no, sino, también a conocerla de principio a fin. Dándonos una introspección de nuestro propio cuerpo, cómo es, qué le genera y cómo lo genera. 

Dormir sin ropa interior por lo menos una vez a la semana

Esto deberías intentarlo sí o sí, la vulva necesita un respiro, ¿Qué tal si se lo das una vez a la semana? por lo menos. Nuestra zona íntima necesita la entrada de aire fresco y la libre segregación de fluidos corporales, si se lo permites de esta manera, tu relación con tu vulva mejorará 10/10.

Conexión con nuestro ciclo y el calendario lunar

Es importante reconocer que como mujeres tenemos una conexión con la luna, gracias a los ciclos lunares y los menstruales. Tal vez esto parezca como algo un poco descabellado y de pura coincidencia, pero si observamos bien, no es tan descabellado.

Claro está, que todo esto son concepciones de prácticas ancestrales y alternativas, pero que van calando nuestras realidades. 

Para empezar, debemos tomar como punto de partida nuestra menstruación y estar pendientes del calendario lunar ¿En qué día del calendario cae? Muchas veces se da que nuestra menstruación cae en días donde es luna nueva, luna creciente, luna llena o luna menguante.

Lo anterior puede decirnos en qué estado nos encontramos, por ejemplo:

Menstruación en luna nueva:  Es momento de empezar algo nuevo y soltar lo que no nos es útil. Empezar nuevos proyectos.

Menstruación en luna creciente: Expandir y practicar nuestra creatividad. Crear y trabajar en proyectos. Disfrutar más del baile, la música y el arte.

Menstruación en luna llena: Plenitud, abundancia, satisfacción con quienes somos y lo que tenemos.

Menstruación en luna menguante: Desapego, soltar malos hábitos, cortar con relaciones o patrones que no nos impulsan para lograr lo que queremos. Poner límites.

Si te gustó y quieres saber más, déjanos saberlo en los comentarios.

Abrir el Chat
Directo al WhatsApp :)
¡Hola, Tú!
¿Siempre eliges la talla equivocada? + Math.random() + ' Kittens
👉 Escríbeme y con gusto puedo ayudarte a encontrar tu talla adecuada :)